AGOTAMIENTO
TOTAL
FUERTES DOLORES DE CABEZA A LAS MIGRANAS
CICLO IRREGULAR DESDE LOS 14 AÑOS DE EDAD

"Ella (mi hija) ya no tiene el dolor de cabeza. Su ciclo menstrual es regular - no mas agotamiento,  puede hacer su trabajo escolar y ahora ella es una persona más feliz."


Cuando llegué por primera vez al Centro de Medicina Natural - Yo estaba muy ansiosa. Mi hija de 14 años de edad no estaba bien así y esto se apagaba y se encendia  por todo un año. Llegó un punto en el que sólo empeoró. Yo  había estado buscando y trabajando con otra forma de medicina natural que no estaba trabajando eficazmente. Los tratamientos eran  caros y no fáciles de trabajar con ella que solo tiene 14 años de edad. También hubo muchas pruebas de sangre. Mi hija estaba sufriendo fuertes dolores de cabeza y cansancio y no pudo ir a la escuela. Sus emociones no eran como debian ser.

Yo había visto el sitio web del Dr. Huang 3 meses antes y fue muy curioso. Lllegue al punto de gran preocupación (para mi)  tube un gran concierto de (lagrimas y oraciones que fueron mi guia de orientación, dirección resistencia) en todo lo que tendría que enfrentar. Oré para que esta joven vida tubiera la oportunidad de mostrar a nuestro Creador su fidelidad. El día  llegó,finalmente podria saber. El Dr. Huang podia  ayudarnos , contuve mis lágrimas con un gran suspiro de alivio. y agradeci a Dios por su dirección. Yo, literalmente, tropeze con el Centro de Medicina Natural, porque ese era el lugar para nosotros. Me decidí a buscar y buscar por curiosidad a otros  acupunturistas  fuera de ahí. Lo que llegué a ver fue que los demás no eran para nosotros. Estoy muy agradecida y sorprendida de cómo todo funcionó.  "como la aguja en el pajar"

El Dr. Huang es una persona muy amable, que en gran medida aplica la sabiduría que él ha tomado. Estoy muy agradecida por todo,  con su personal y su oficina limpia y tranquila que le dan la bienvenida  a uno de manera modesta. Ahora ella (mi hija) no tiene el dolor de cabeza. Su ciclo menstrual es regular, no más agotamiento y puede hacer su trabajo escolar. Ella (mi hija) es una persona más feliz. Cuando llegó por primera vez, ella era fría y callada, sin entusiasmo, con ojos agotados, con una cierta confusión mental. Como resultado de ello, ahora es sonriente, feliz y saludable de la niña que era antes. Definitivamente estamos en el buen camino para un buen estado de salud.

Atentamente,
S.S. para la hija de M.S.
Yucaipa, CA

19 de enero 2012